5 trucos para convertirte en el rey de la parrilla

Qué mejor forma de despedirse del calor y el verano que con una buena barbacoa. Aunque puede parecer sencillo hacer una buena barbacoa esta requiere de planificación, paciencia y buena mano para el asado. Por eso, queremos compartir contigo estos 5 consejos para triunfar en la parrilla.

La mejor carne para una barbacoa

La parrilla es sin duda versátil en cuanto a contenido, pues un sinfín de productos pueden degustarse en las brasas. En una barbacoa se asan todo tipo de productos aunque bien es cierto que el cerdo sigue siendo el rey. No puede faltar chorizo, morcilla, panceta o chistorra. También puedes incluir en tu menú entrecot, chuletón, chuletitas de cordero, hamburguesas, solomillo de cerdo o pollo.

Planifica las raciones

Antes que nada, debes confeccionar el menú teniendo en cuenta el número de comensales y tratando de dejar un espacio para la verdura. Acompaña la carne con una guarnición de verduras como pimientos, patatas, cebollas, calabacín, berenjena… ¡tu cuerpo te estará muy agradecido!

A priori, parece difícil calcular las piezas que se necesitan para no excederse y tampoco nadie se quede con hambre así que presta bien atención a estas recomendaciones de auténticos expertos de la parrilla. Calcula unos 200 gramos por persona para los “entrantes” (chistorra, panceta, morcilla, chorizos, pinchos morunos) y sirve de segundo 250 gramos de carnes magras, más saludables, como entrecot, alitas, hamburguesas, muslos de pollo, chuletas o costillas.

La temperatura perfecta

Llega el momento de echar la carne al asador y es fundamental que esta esté atemperada. Sacar la carne unas dos o tres horas fuera de la nevera es lo recomendable. 

El orden de los alimentos

Es cierto que existe un orden ideal. Si todavía no lo conoces, no te preocupes, te resolvemos todas las dudas. Te recomendamos empezar por el chorizo, panceta, morcilla y chistorra. Después, puedes continuar con las piezas de pollo junto a las verduras y finalmente introducir las chuletas, hamburguesas, entrecots y lomo. Su tiempo de cocinado oscila de 2 a 5 minutos por cada lado.

¿Leña o carbón?

El secreto está en las brasas así que debes tener muy en cuenta por que combustible te vas a decantar para que todo salga a pedir de boca. El carbón vegetal es un combustible más rápido y efectivo con el cual podrás tener unas brasas perfectas en más o menos unos tres cuartos de hora. Además, es ideal para barbacoas variadas en las que se van a cocinar diferentes alimentos.

Por el contrario, la leña es diferente. En primer lugar, según el tipo de madera que se utilice puedes tardar el doble de tiempo en hacer una buena brasa. Además, en función de qué leña emplees, esta le dará un sabor distinto a cada alimento. No puedes olvidarte de un elemento esencial, la leña debe estar completamente seca y limpia para quemarla.

Pregúntale a tu carnicero de confianza por los diferentes tipos de piezas y toma nota de estos consejos básicos para triunfar a la hora de acercarte a las brasas.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *